Archivo de la etiqueta: Zero to One

Siete preguntas para construir el futuro de una startup: el caso de Tesla Motors

Zero to One

Para continuar con el comentario del libro Zero to One de Pether Thiel que iniciamos en una nota previa de este blog, en relación con  las siete preguntas que debe responder una empresa o emprendimiento para apuntar hacia un futuro factible, retomaremos el análisis de Thiel sobre Tesla Motors, la compañía bajo la dirección de su amigo y miembro de la PayPal Mafia Elon Musk.

Para Thiel, Tesla Motors es un ejemplo de una calificación de siete aciertos sobre siete preguntas, y de ahí que valga la pena conocer el caso a detalle.

La pregunta de la ingeniería: aunque muchas otras compañías automotrices utilizan tecnologías y componentes suministrados por Tesla Motors (Daimler consume paquetes de baterías; Mercedes Benz, trenes de potencia; Toyota, motores), el mayor logro de Tesla es su habilidad para integrar componentes diversos en un producto de calidad y desempeño mucho muy superior al de la competencia. Su Modelo S ha sido designadodurante los últimos tres años de manera consistente como el Auto del Año por los principales medios de comunicación vinculados con la industria automotriz. En 2015 obtuvo una calificación perfecta de 100 puntos en una escala de evaluación del uno al 100.

La pregunta de la oportunidad: 2009 fue el año cuando el gobierno estadounidense otorgó grandes préstamos y subsidios a la industria de la “energía verde”, entonces “de moda”. Mientras otros competidores en la industria visualizaban un futuro de préstamos y subsidios gubernamentales otorgados en forma continua hacia el futuro durante muchos años, Elon Musk apreció correctamente que se trataba de una oportunidad limitada y finita. Consecuentemente, gestionó de manera proactiva y agresiva en enero de 2010 un préstamo gubernamental de 465 millones de dólares. El cambio de circunstancias en la economía mundial y en las prioridades del gobierno de Estados Unidos hizo que un préstamo de esta magnitud fuera inimaginable para los años posteriores, y de hecho sigue siendo impensable en la actualidad. Musk vio la oportunidad y se aseguró de aprovecharla.

La pregunta del “monopolio”: Tesla inició con un mercado diminuto que podía dominar sin problema: el de los autos eléctricos deportivos de gama alta. Su modelo Roadster  sólo vendió 3 mil unidades inicialmente (aunque a un precio de 109 mil dólares cada auto, lo cual es un flujo de efectivo no es nada despreciable). Estas ventas permitieron fondear la investigación y el desarrollo del ligeramente más barato Modelo S. El resultado es que Tesla ahora domina también el segmento de sedanes eléctricos de lujo, donde en 2013 logró colocar 20,000 unidades, y desde ese año se encuentra en pleno proceso de expansión en este mercado.

La pregunta sobre las personas: dado que Elon Musk es un excelente ingeniero y también un excelente vendedor, innovador, polémico, con gran energía y sin temor al cambio, no sorprende que haya logrado integrar un equipo de trabajo de personas con un perfil similar al suyo. De hecho, Elon define a su equipo de colaboradores como “Fuerzas Especiales”, ya que exige un nivel de desempeño absolutamente superior al que se demandaría para cualquier otro que estuviese encuadrado en el “Ejército regular”.

La pregunta sobre la distribución: Tesla tomó tan en serio este tema, que decidió establecer su propia cadena de distribución, en una industria donde la práctica común es depender de distribuidores independientes para abaratar los costos. Aunque sus inversiones iniciales fueron muy elevadas, al disponer de establecimientos propios para la venta y el servicio hace que Tesla controla por completo la experiencia del cliente, con lo que fortalece su imagen de marca y genera la posibilidad de un negocio más rentable en el largo lazo.

La pregunta hacia el futuro: Tesla fue la primera compañía exitosa con autos eléctricos de alta gama. Mantiene el liderazgo en innovación, no sólo en ese segmento de la industria, sino que lo ha ido ampliando hacia segmentos e industrias relacionadas, y no parece dispuesta a ceder terreno hacia el futuro. Su mayor activo, su founder y CEO Elon Musk, se mantiene activa y agresivamente a la cabeza de la compañía.

La pregunta sobre “el secreto”: Tesla decidió crear autos extraordinarios, sólo para que las personas pudieran lucirlos y pudieran lucirse a bordo de ellos: punto final. La compañía construyó una marca única sobre la base del secreto de que la industria de la energía limpia era más un fenómeno social, que un imperativo ambiental.

Después de analizar el caso de Tesla, ¿cómo evalúas tu empresa o emprendimiento, amigo lector?

Siete preguntas vitales para construir el futuro de tu startup

En esta nota quiero compartir con nuestros emprendedores y empresarios las “siete preguntas que todo negocio debería responderse” para poder apuntar hacia un futuro factible.

Estas preguntas son las que plantea Peter Thiel en su libro Zero to One: Notes on Startups, or How to Build the Future. El texto es muy relevante, en primer lugar, porque es una versión actualizada de las notas tomadas por Black Masters, alumno de Maestría en la Universidad de Stanford, quien asistió al curso CS183 sobre startups que Thiel impartió en la primavera del año 2012. La versión original online de las notas de Masters puede consultarse en forma libre en el vínculo: http://blakemasters.com/peter-thiels-cs183-startup. El libro presenta una versión revisada, actualizada y ampliada por Masters y Thiel, después de que el primero convenciera al segundo acerca de la necesidad de convertir las notas en libro.

En segundo lugar, el texto es importante por la propia personalidad de Thiel, quien fue parte del equipo de trabajo que diseñó, lanzó y puso en operación el proyecto que, con el paso del tiempo, se convirtió en la exitosísima empresa de pagos electrónicos llamada PayPal. Una vez que la empresa se consolidó en el mercado, Thiel fue durante un tiempo su CEO (Chief Executive Officer). Es importante recordar que este equipo de trabajo original fue tan exitoso que, en el medio de los emprendedores y empresarios tecnológicos, ha llegado a ser conocido con el mote de “La mafia de PayPal” (The PayPal Mafia), ya que muchos de sus integrantes han continuado con una trayectoria de emprendimientos tecnológicos altamente exitosos, como es el caso de Elon Musk, cofundador de Tesla Motors (productora de automotores eléctricos de alto desempeño y diseño), SpaceX (fabricante y proveedor de servicios aeroespaciales) y quien es también presidente del Consejo de Administración de la compañía de energía solar Solar City.

Regresando a Peter Thiel,  es reconocido ampliamente como el “Don” de la PayPal Mafia, en clara alusión al personaje de Don Corleone, el capo de la familia Corleone en la película El Padrino, de Francis Ford Coppola. Este reconocimiento deriva de la exitosa trayectoria de Thiel: fue el primer inversionista externo de Facebook, donde actualmente es parte del Consejo de Administración ; ha hecho inversiones en etapas iniciales en varias startups altamente exitosas, como LinkedIn, Yelp y Palantir Technologies, donde además de fundador, es presidente del Consejo de Administración de la empresa. Además preside Clarium Capital, fondo de inversión que administra más de dos mil millones de dólares, y es socio de The Founders Fund, un fondo de capital de riesgo de 275 millones de dólares.

A la vista de esta trayectoria y de estos logros, hay que tomar muy en serio “las siete preguntas que todo negocio debe responder”, formuladas por Thiel:

  1. La pregunta de ingeniería: ¿puedes crear tecnologías de ruptura, en vez de únicamente crear mejoras incrementales?
  2. La pregunta de la oportunidad: ¿es ahora, este momento en particular, el momento correcto para comenzar tu negocio?
  3. La pregunta del “monopolio”: ¿estás comenzando tu negocio controlando una enorme participación, dentro de un pequeño mercado?
  4. La pregunta sobre las personas: ¿tienes al equipo humano adecuado para desarrollar y concretar tu idea?
  5. La pregunta sobre la distribución: ¿tienes una manera no sólo para crear y producir, pero sobre todo para distribuir tu producto?
  6. La pregunta hacia el futuro: ¿podrás defender y acrecentar tu participación de mercado dentro de diez años y aún más allá hacia el futuro?
  7. La pregunta sobre “el secreto”: ¿haz identificado la oportunidad única en el mercado, que otros no alcanzan a identificar?

Thiel postula que todo buen plan de negocios debe incluir las repuestas a estas preguntas, ya que si no tienes las respuestas adecuadas, es muy probable que tu negocio fracase. Por el contrario, si tienes respuestas para todas, seguramente controlarás tu fortuna y tu éxito está prácticamente asegurado. Pero incluso, nos dice Thiel, cinco o seis respuestas correctas pueden hacer que tu negocio progrese.

¿Y tú? ¿cuántas respuestas correctas tienes en tu emprendimiento o negocio?